La presencia montañesa en el Perú virreinalmentalidad y comportamientos de los cántabros en lima entre 1700 y 1821

  1. Rafael Sánchez-Concha Barrios
Dirigée par:
  1. David González Cruz Directeur

Université de défendre: Universidad de Huelva

Fecha de defensa: 28 juin 2019

Jury:
  1. Miguel Rodríguez Cancho President
  2. Ascensión Martínez Riaza Secrétaire
  3. Miguel Molina Martínez Rapporteur
Département:
  1. HISTORIA, GEOGRAFIA Y ANTROPOLOGIA

Type: Thèses

Résumé

La tesis aborda la inmigración española procedente de las Montañas de Santander en el Perú, principalmente en Lima y la jurisdicción de su archidiócesis, entre 1700 y 1821. Analiza a 863 sujetos de esa procedencia afincados en el espacio peruano a través de un conjunto de peculiaridades, y descubre cómo estos emplearon estrategias de inserción social que los distinguieron en el cuerpo político virreinal tardío. Los montañeses, de restringido número frente a otras oriundeces peninsulares, dirigieron sus esfuerzos hacia la prosperidad, con una tendencia a concertar matrimonios socialmente aceptables y ventajosos, y a buscar y mantener el estatus; todo ello en virtud de una consciencia de grupo que exigía confianza y solidaridad, y de un sentimiento de superioridad social proveniente de su condición de hidalguía. El trabajo doctoral abarca los factores migratorios de expulsión del terruño de procedencia, y los de atracción hacia el Perú y su capital, las comarcas de origen, y los años de arribo al territorio virreinal. Asimismo, estudia las principales ocupaciones, entre las que destaca el comercio, como punto de partida para la diversificación de otras actividades generadoras de prestigio social, como fue el caso de los cargos públicos, así como el acceso a las milicias, las órdenes de caballería y a la nobleza titulada, para las cuales recurrieron a su privilegiada situación de hidalgos. Igualmente, cubre el fenómeno del paisanaje, basado en la confianza en el origen común, que se reflejó en la tendencia al asociacionismo. Por último, explica las características del nivel educativo de los cántabros, que fue suficiente para abocarse a las faenas mercantiles y distanciarse de las manuales o artesanales.