Trastornos de la personalidad y trastorno por consumo de sustanciasanálisis desde la perspectiva dimensional de la Sección III del DSM-5 y su utilidad en el ámbito clínico

  1. RAMIREZ LOPEZ, JUAN
Dirigida por:
  1. María Carmen Díaz Batanero Directora
  2. Oscar Martín Lozano Rojas Director
  3. Fermín Fernández Calderón Director

Universidad de defensa: Universidad de Huelva

Fecha de defensa: 13 de marzo de 2020

Tribunal:
  1. Manuel Sánchez García Presidente
  2. Francisco González Saiz Secretario/a
  3. Ioseba Iraurgi Castillo Vocal
Departamento:
  1. PSICOLOGIA CLINICA Y EXPERIMENTAL

Tipo: Tesis

Teseo: 634954 DIALNET

Resumen

La evaluación de trastornos de personalidad comórbidos en pacientes consumidores de sustancia resulta de especial relevancia en el ámbito clínico. La Sección III del DSM-5 incluye un nuevo modelo para la evaluación y diagnóstico de trastornos de personalidad que propone la organización de la personalidad en 25 facetas de personalidad agrupadas en cinco dominios. El instrumento de evaluación desarrollado de forma simultánea al modelo, el Inventario de Personalidad del DSM-5 (PID-5) ha mostrado buenas propiedades psicométricas, pero aún existe la posibilidad de ciertas mejoras. En esta tesis doctoral, se estudian las propiedades psicométricas versión corta del PID-5(PID-5SF), que consta de 100 ítems. Se analiza también la capacidad discriminativa del Inventario de Personalidad PID-5 SF para detectar el deterioro funcional en esta tipología de pacientes, realizando un estudio de la aplicación de puntos de corte funcional para la identificación de facetas de personalidad patológicas, en lugar de los criterios normativos utilizados hasta la fecha. Finalmente, se comparan los perfiles de personalidad de los pacientes según el perfil de consumo. Se utiliza una muestra de 282 pacientes consumidores de sustancias que cumplimentaron el PID-5SF, el cuestionario para la Evaluación de la Discapacidad de la Organización Mundial de la Salud (WHODAS 2.0) y la SDSS. El valor medio de los coeficientes alfa de Cronbach alcanzó valores de a= .73 en las facetas y .84 para los dominios y los valores de correlación ítem-escala oscilaron entre .57 - .83 para las facetas y .70 - .87 para los dominios. Los análisis factoriales confirmatorios realizados mostraron un buen ajuste en ambos modelos probados: la estructura de cinco factores correlacionados y la estructura jerárquica de los rasgos de personalidad, en dos factores de según orden (internalizante y externalizante). Los dominios WHODAS 2.0 de comprensión y comunicación, y participación en la sociedad, parecen mostrar la relación más fuerte con las facetas de la personalidad. En general, el formulario corto PID-5 muestra propiedades psicométricas adecuadas para su uso en pacientes con diagnóstico dual. En análisis de curvas ROC usando como criterio de discapacidad moderada a severa una puntuación superior a 25 en las WHODAS muestra valores AUC entre .50 y .78. 6 facetas no mostraron capacidad discriminativa de la discapacidad funcional: búsqueda de atención, grandiosidad, evitación de la intimidad, manipulación, afectividad restringida y perfeccionismo rígido. Los puntos de corte obtenidos usando el criterio funcional son superiores en todas las facetas que resultan discriminativas del deterioro funcional respecto a los propuestos usando criterios normativos. El PID-5 tiene buena capacidad discriminativa de la disfuncionalidad evaluada por el WHODAS 2.0 en la mayor parte de facetas, especialmente en las facetas ligadas al dominio de afectividad negativa. Considerados globalmente, el uso de criterios normativos es posiblemente más adecuado para estudios epidemiológicos poblacionales, mientras que criterios funcionales podrían ser más útiles en muestras clínicas. Se identifican cuatro perfiles de pacientes en función del patrón del consumo: POLI (consumo de múltiples drogas), COC-HER (cocaína-heroína), ALC (alcohol) y CAN (cannabis). Al comparar los grupos con la población normativa, el grupo POLI presentó puntuaciones más altas en todos los dominios, los grupos COC-HER y ALC en todos los dominios, excepto el antagonismo, y el grupo CAN mostró puntuaciones más altas en desapego y el psicoticismo. El grupo CAN presentó puntuaciones más bajas que los otros tres grupos en todos los dominios. No se observaron diferencias estadísticas significativas en ningún dominio entre los grupos POLI y COC- HER, mientras que se encontraron diferencies entre las clases POLI y ALC para el dominio de desapego. Los pacientes policonsumidores tienen una mayor tendencia hacia la personalidad patológica. Los resultados de esta tesis aportan evidencias empíricas de la conveniencia de la utilización del PID- 5SF en su versión en castellano en pacientes consumidores. También los resultados aportados ayudan a identificar los perfiles de personalidad asociados con varios perfiles TUS. La consideración de estos perfiles de personalidad asociados a los perfiles de consumo, permiten planificar una atención más individualizada.